loader image

Escultura. “La actitud y la pose que tiene Fray Mamerto es la de una persona que mira hacia adelante”

Ago 25, 2020 | Fray Mamerto Esquiú

Entrevista a José María Said Nisi. Escultor. Por Comunicación @FrayMamertoEsquiú

José María Saisi vive en Córdoba desde los seis años, nació en Neuquén pero se trasladó con su familia a Córdoba siendo niño y desde entonces trabajó para concretar sus sueños. Tiene 37 años, desde los 14 que viene creando imágenes. Un recuerdo marcó su vida, que desde chico cuando iba a la Catequesis se escapaba para dibujar imágenes religiosas. Así que la pasión de pintar y crear nació desde muy pequeño, y en el 2019 se encontró con Fray Mamerto Esquiú para crear la imagen escultura oficial.

“Me acuerdo que me escapaba para dibujar las imágenes religiosas de la iglesia y me fascinaban; ahí es cuando empecé a darme cuenta que eso me gustaba muchísimo, que era mi pasión desde muy chiquito”.

Su taller se encuentra en un espacio en el fondo de la casa de sus padres, es un lugar amplio con ventanales coloniales y mucha luz. José María en diálogo con Comunicación @FrayMamertoEsquiú cuenta cómo se conocieron con los frailes menores, cómo fue su encuentro con Esquiú y cómo fue hacer la escultura oficial del futuro beato argentino que hoy es motivo de oración y encuentro de Esquiú con miles de fieles.

¿Cómo se conocieron con los frailes?

Bueno, hizo el contacto conmigo el año pasado fray Ariel Amato; él quería hacer varias restauraciones en algunas imágenes de la iglesia San Francisco, que se encuentra en el centro de Córdoba. Después me habló para realizar esta imagen de Fray Mamerto Esquiú, es una imagen escultura que no existe, había varios registros en fotos que me fue mandando con la idea de cómo quería generarla, qué ornamentos tenía que tener, qué simbolismos, varias cosas que él tenía en claro de la imagen como representación de la vida de Fray Mamerto.

¿Ya habías hecho imágenes de figuras religiosas? Algún rasgo te pareció más atractivo o interesante de Esquiú?

Desde muy chico me apasionó la imagen religiosa, me acuerdo que los primeros trabajos que tuve fueron restauraciones, como la imagen de la Inmaculada de la Iglesia Despeñaderos, que me la trajeron para restaurar, es una imagen antiquísima, hermosa. Sin conocimiento empecé a meterme en el mundo de la restauración y después tuvieron la osadía de pedirme algunas imágenes grandes, y lo que en un momento era como un hobby, mientras iba a la secundaria, mientras estudiaba, se convirtió en mi trabajo, en mi profesión. Hice muchísimas imágenes, trabajo para empresas de Córdoba, organizaciones religiosas y laicas. Hice un padre Pío para Tucumán de 2,5 m; una imagen de Fátima para Mar del Plata de 3 mts. Hubo mucho trabajo en todo este proceso de los 14 años a los 37, pero particularmente lo que me pasó con Fray Mamerto es que fue un desafío de creación.

Te propongo que nos cuentes cómo fue el proceso de la escultura de Esquiú, el paso a paso, desde que llegó el pedido a tus manos y comenzaste a conocer a este personaje hasta que se concretó la imagen del futuro Beato.

Fuimos hablando mucho tiempo, fray Ariel me fue mandando fotos de registros de los ornamentos que él tenía y fuimos ensamblando una idea que es el resultado de lo que se ve ahora. Fue creación conjunta, fuimos buscando e indagando hasta la cuestión psicológica que podría haber tenido en su vida Fray Mamerto. Ariel conoce mucho la vida de Fray Mamerto entonces me fue marcando los rasgos, pude conocer mucho la historia de Fray Mamerto. La actitud y la pose que tiene Fray Mamerto es la de una persona que mira hacia adelante, y quizás con un poquito el mentón para arriba, triunfante, con sus libros en la mano y su mano en el pecho como devoción por Dios, oración. Es una imagen tranquila pero ceremonial a la vez. La verdad que fue un proceso de creación bastante interesante y lindo porque en vez de ir haciendo el bosquejo en un papel y mostrarlo, lo iba haciendo directamente en la arcilla y las modificaciones las hacía en la arcilla. En el proceso, luego se pasa a la resina y se hace una matriz de la imagen en caucho para poder hacer las réplicas; imagen que fui haciendo para distribuir en distintos lugares.

¿Cuánto tiempo te llevó este trabajo?

Fue un proceso que llevó particularmente varios meses del 2019 creándolo de a poco. Yo tengo mucho trabajo simultáneo así que voy trabajando de a poquito cada imagen. La imagen de Fray Mamerto se fue creando de a poco, pero los bocetos fueron en la arcilla misma; ahí fuimos modificando, cambiando, agregando, sacando, hasta qué recibí el Ok final.

Materiales que utilizaste y medidas. ¿El modelo?

Tiene 1,40 metro de alto, cada imagen que hago está hecha con resina y fibra de vidrio, lo cual lo hace muy dura pero no tan pesada al levantarla. Está hecha con una base encajonada de madera con una imitación de mármol donde tiene el nombre de Fray Mamerto. Esta pintada con pintura acrílica con algunas bases de oliva en el rostro para hacerle las tonalidades de la piel. Realmente fue una propuesta muy linda de la Congregación a través de fray Ariel Amato, trabajar con él realmente fue un placer, pues es una persona con mucho conocimiento, creatividad y apertura sobre el arte.
Me acuerdo que el tamaño que me pedía era importante, así que elegimos 1,40 m de medida para que tuviera presencia en las iglesias. Me prestó túnicas franciscanas para poder hacer el modelo, la cruz que tiene de Obispo, el solidero, todo estas cosas para que justamente la imagen narrara las secuelas de los espacios de la vida de Fray Mamerto, y las cosas que fue realizando estuvieran presentes en la imagen, como la Constitución, la Biblia que lleva en uno de los brazos.

Escultor José María Said Nisi haciendo de modelo antes de comenzar el trabajo.

La verdad que el proceso rostro fue muy difícil ya que en los registros fotográficos que él me mandaba no se podían percibir bien los rasgos definidos entonces tuvimos que ir creando un rostro que yo iba haciendo en arcilla, lo ibamos observando, si al verlo estaba bien representada su edad, teníamos que buscar una edad intermedia, ni viejo ni joven.

¿En la realización de la escultura, como fuiste definiendo la actitud, las características esenciales de Esquiú, la postura, las manos, los gestos?

De Fray Mamerto existe solo registro fotográfico, muy pobre y no se ven muy bien sus rasgos. Realmente el proceso de creación de su nariz, de sus rasgos con mezcla aborígenes, mezcla con otras tendencias, fue muy difícil porque tiene rasgos muy sutiles pero muy marcados a la vez en su rostro.
Entonces realmente el proceso de creación del rostro fue bastante desafiante, no así el de la túnica, ni de los detalles. Además, sabía la importancia que iba a tener porque estaba en proceso de beatificación. Me sentí honrado de que me eligieran como artista para poder llevar a cabo la imagen de Fray Mamerto.

Mientras lo realizabas podías imaginar que luego esa imagen definiría el encuentro de las personas con Fray Mamerto Esquiú?, de devotos que graban en la memoria esa imagen definida del futuro santo? ¿Cómo te sentiste con este proyecto?

Todavía hasta el día de hoy no se la repercusión que pueden tener las imágenes que están lejos de mí. Sé que hay algunas por el norte argentino y la verdad que no puedo ni imaginar la repercusión con la gente, o como la gente lo puede llegar a ver a Fray Mamerto a través de la imagen.
Pero lo único que quiero y creo es que la finalidad de cada obra es que la gente pueda reconocer a través de la imagen al personaje, al santo y reconocer su vida a través de la imagen. De eso se trató siempre mi trabajo, de que la imagen sea lo mejor, la mejor representación y que la gente pueda apreciar la vida de los Santos a través de la imagen. Que la imagen también conmueva, esté llena de vida, estos son rasgos que siempre tengo en cuenta.

En verdad se me pasa por alto lo que puede llegar a percibir cada persona en el encuentro con una imagen. Lo único que puedo decir es que cuando tomé conciencia de la repercusión que iba a tener me sentí honrado de haber sido elegido para esto. Sé que es una cuestión de Dios antes que nada, pero la confianza de la gente que depositó en mis manos, me pareció algo inolvidable; así que espero que esto sea apenas un comienzo, que la imagen se pueda difundir a los mayores lugares posibles.
Me siento contento, espero haber estado a la al nivel de lo que se esperaba, me siento un poco conmovido y honrado.

Para la compra de imágenes 

Para encargar una imagen escultura de Fray Mamerto Esquiú comunicarse vía mail jose.saidnisi@gmail.com – En el caso de aquellas personas que sean parte de la Familia Franciscana comunicarse directamente a este mail comunicaciones@ofmasuncion.org

Categorías